jueves, 2 de julio de 2020

MIL BESOS PROHIBIDOS (Sonsoles Ónega)



Mil besos prohibidos es la primera novela de Sonsoles Ónega que llega hasta mi estantería. La narración que presenta se enmarca sin fisuras en el género romántico contemporáneo y, a través de la historia de Costanza y Mauro nos hace llegar una larga lista de sensaciones que en algún momento u otro el lector puede haber compartido. Si bien la vida lleva a los protagonistas les lleva por caminos muy distintos, aquello que una vez compartieron permanece adormilado en un rincón, pero nunca ha desaparecido. 

"Hay verdades que resultan innecesarias, que no sirve de nada compartir y que, una vez pronunciadas, lo enfangan todo."
Sonsoles Ónega, Mil besos prohibidos

Costanza es abogada y trabaja para uno de los despachos más importantes, no solo del país, sino a nivel internacional. Ha sido elegida para llevar un caso que genera mucha controversia y malestar social, ya que defiende a un banquero de dudosa honorabilidad. Está muy concentrada en el procedimiento y le esperan semanas muy complicadas en las que no solo se enfrentará a la opinión de los magistrados. La opinión pública se hace notar y se dará cuenta de lo duro que puede resultar mantener sus principios morales al margen de su actividad profesional. 

Mauro es una caja llena de culpas, remordimientos y deseos que parece que ha olvidado. Los motivos que le llevaron a tomar los hábitos no habían desaparecido de su memoria. Tal vez no consiga perdonarse nunca. Tanto por aquel terrible incidente, como por haber abandonado el lugar que ocupaba junto a Costanza. 

"Costanza lo dejó marchar con las manos en los bolsillos, la mirada perdida en el suelo y el remordimiento sobre los hombros."
Sonsoles Ónega, Mil besos prohibidos

Cuando han pasado veinte años de todos los acontecimientos que llevaron a Mauro por el camino que ahora recorre, los mismos años que han pasado para Costanza desde que le arrancaron un pedazo de corazón, la probabilidad de encontrarse por casualidad se convierte en un sueño distante en el que apenas se permiten pensar. Pero ocurrirá. Costanza y Mauro se topan el uno con el otro en la Gran Vía de Madrid y lo que no es más que un encuentro fortuito, zarandeará las vidas de los protagonistas.


A partir de ahí, como podéis aventurar, ambos van a tener que luchar contra aquellos sentimientos que parecían haberse diluido con el paso del tiempo. Mauro ha asumido muchos compromisos. Es muy respetado por el arzobispado, que tiene para él un importante encargo. Una duda sobre su fe, por pequeña que sea, no llega en un buen momento. A lo largo de la historia averiguaremos si su vocación por el sacerdocio es más fuerte que el amor hacia una mujer.

¿Puede realmente sobrevivir el romance al paso del tiempo, la distancia y los devenires de dos vidas que se han alejado tanto?

"Las parejas ya no se prometen envejecer. El mandamiento de la modernidad es solo uno: mientras dure."
Sonsoles Ónega, Mil besos prohibidos

Costanza se ha separado recientemente de su marido y arrastra un dolor mayor que una relación que no funcionó como esperaba. Pero ese peso en el alma de Costanza y lo que lo ha provocado os dejo que lo descubráis a vosotros. Quizá la aparición de Mauro sea la oportunidad de sanar algo que, si bien permanecerá para siempre en ella, puede verse paliado por la cercanía de alguien que ha significado tanto para ella. ¿Se conformará solo con esa cercanía, o alberga Costanza la esperanza de que Mauro lo abandone todo y retome lo que pausaron hace veinte años?

"Sus nombres los pronunciaron de noche. Cuando nadie los vio ni pudo oírlos."
Sonsoles Ónega, Mil besos prohibidos

Si os enganchan las historias románticas contemporáneas, vais a disfrutar mucho de la novela que presenta Sonsoles. Los protagonistas guardan más de un secreto que ir desvelando a medida que pasan las paginas, enmarcadas en capítulos cortos y que devoraréis sin daros cuenta.


Sónsoles Ónega es periodista y nació en Madrid en 1977. Además de haber trabajado en diversos canales de televisión, colabora también en programas radiofónicos y es autora de cinco novelas. Con Después del amor, recibió el premio de novela Fernando Lara 2017. 

Mil besos prohibidos es su última novela y puedes leer aquí las primeras páginas. 

Para finalizar, me gustaría agradecer a Planeta que me hayan hecho llegar este ejemplar.



lunes, 29 de junio de 2020

MUJERES QUE NO PERDONAN (Camilla Läckberg)


Los lectores y la crítica estaban esperando con muchas ganas lo nuevo de Camilla Läckberg. La autora se ha convertido en un referente del thriller, manteniendo en vilo a una legión de fans con unas tramas poderosamente oscuras y todo lo mejor de la novela negra

En esta ocasión, Planeta edita Mujeres que no perdonan, una novela mucho más corta de lo que acostumbra a presentar Camilla y en la que se cuenta una historia formada a su vez por tres voces

Ingrid, Victoria y Brigitta son tres mujeres que, bien por necesidad, por engaño o por una decisión incorrecta, están casadas con unos maridos que, como poco, dejan mucho que desear. Uno de ellos es un periodista de éxito que es un infiel a su mujer de forma recurrente. Otro de estos hombres se convirtió, en un principio en la solución de una mujer que huía de su país y de una vida que la hacía correr peligro, pero más tarde descubre que ese refugio no es más que una cárcel en la que es constantemente agredida y humillada. El tercero estos hombres es de los que consideran que no hay nada mejor para mantener sometida a su esposa que golpearla sin ningún tipo de piedad. Ella, al borde de la jubilación y amenazada por una grave enfermedad, no puede soportar más una vida de dolor y miedo.

"Todo estaba preparado. Ella ya había hecho su parte y lo que pasara a partir de ese momento estaba fuera de su control. No podía hacer nada."
Camilla Läckberg, Mujeres que no perdonan

Humillaciones, malos tratos y vejaciones de todo tipo son el telón de fondo de la vida de las tres protagonistas, que el lector va descubriendo a través de cortos capítulos narrados por ellas mismas de forma alterna. Muy pronto y sin conocerse, las tres van a darse cuenta de que tienen mucho en común aún sin parecerlo. Van a darse cuenta de que se necesitan para conseguir una libertad que solo llegará si se arriesgan lo suficiente como para llevar a cabo un plan tan arriesgado como prometedor. Deben confiar unas en las otras para perpetrar el crimen perfecto.


Mujeres que no perdonan es una novela que se lee sin apenas darte cuenta. Tiene una extensión muy corta y además está construida con capítulos breves. No se detiene en detalles y no hay una profundidad mayor que la necesaria para ponerte en la piel de las protagonistas y más tarde ser testigo del plan. La historia se estructura en tres partes y un epílogo. La primera de las partes es la más extensa y es la dedicada a dar a conocer al lector el drama de las tres mujeres. La segunda y la tercera parte concentran la acción principal y el epílogo contiene una escena que no voy a describir para no estropear la sorpresa. 

Si algo he echado en falta es que la autora nos hubiera hecho partícipes de cómo se urde el plan. Si bien hay alguna vaga referencia a cómo se han puesto en contacto entre sí, es cierto que de un capítulo al siguiente está todo más que organizado y no conocemos ese periodo intermedio en el que se idea la estrategia. 

Aún así, la autora mantiene la tensión y los fans de su pluma van a devorarla de un bocado. Indicada también para los amantes del misterio, el thriller y la novela negra. Aquello que marca fuertemente la narración es el salto que estas mujeres dan para pasar de víctimas a verdugos. Cómo las circunstancias y la no resignación a una vida de infelicidad y abusos las hacen despertar y se colocan al frente de la acción. ¿Existe el crimen perfecto?

"Las casas de los alrededores, con estrellas de Adviento en las ventanas, parecían tranquilas. Todo indicaba que en su interior vivían personas normales y honestas. Sin embargo, había por lo menos una mujer que odiaba a su marido hasta el punto de querer matarlo. Probablemente más de una."
Camilla Läckberg, Mujeres que no perdonan

Camilla Läckberg (Suecia, 1974) publicó La Princesa de hielo en 2003. Esta fue su primera novela y estaba ambientada en Fjällbacka, la región costera en la que nació y creció. Tuvo tal éxito, que abandonó su carrera como economista e inició una muy próspera como escritora de novelas de misterio, cumpliendo así con uno de sus sueños.

Ha sido reconocida, entre otros, con el premio Mujer del Año en Suecia, los premios Folket y el SKTF a Mejor Autora del año, el Gran Premio de Literatura Policíaca de Francia y el People's Literature Award.

Mujeres que no perdonan es su última novela y puedes leer las primeras páginas aquí

Quiero agradecer a Planeta que me hiciera llegar el ejemplar.


lunes, 22 de junio de 2020

CON EL AMOR BASTABA (Máximo Huerta)


Con el amor bastaba es la primera novela de Máximo Huerta en mi estantería. Si bien siempre había leído críticas positivas sobre sus anteriores publicaciones, no había surgido la ocasión de aventurarme en una y cuando Planeta me dio la oportunidad de hacerlo, no me pude resistir.

La historia que presentaba, además, atrajo mi atención. El pequeño Ícaro, ya no es tan pequeño. Y la situación en casa, con unos padres que ven cómo su matrimonio hace aguas, no le pasa desapercibida. Desde su perspectiva, nos relata una historia plagada de detalles cotidianos, experiencias y episodios de una adolescencia que poco a poco va dando paso a la  madurez. Pero sin duda, el detalle que marcará cada uno de los pasajes y su visión del mundo que le rodea está protagonizado por el don que descubre que tiene y que nadie más comparte. Ícaro es capaz de volar

"Feliz. Era feliz mientras volaba. Tanto que a veces me daba por gritar. Porque el sonido en el aire tampoco era como el sonido en la tierra. Retumbaba solo en mi cuerpo. Y mi voz parecía más mi voz sin las interferencias de los demás. De una cosa estaba seguro: allí en las alturas yo era el único que podía hablar."
Máximo Huerta, Con el amor bastaba

Sol y Dédalo son los padres de nuestro protagonista, que además tiene un hermano mayor, Arístides. Un joven bastante tosco en un principio con el que tiene una relación fraternal no muy alejada de lo que puede ser cualquier relación entre hermanos de esa edad. Arístides quiere y protege a su hermano, aunque no lo exprese con palabras en todo momento. Ambos van a tener que recorrer juntos un camino plagado de dificultades y van a necesitarse mutuamente para superarlas y alcanzar la paz, cada uno a su manera.

"Crecer era eso. Dejar pasar."
Máximo Huerta, Con el amor bastaba

He encontrado en esta historia de Ícaro muchas escenas con las que me he sentido identificada de una u otra manera. La rareza del protagonista nos sirve de punto de apoyo para evocar cualquier rasgo distintivo que en un momento de nuestras vidas nos haya supuesto una dificultad. Esa peculiaridad que nos hace diferentes y que, por algún motivo, nos sentimos obligados a esconder, a camuflar de las miradas del resto de personas que aparentan ser "normales". Con el amor bastaba está dividido en tres grandes bloques. En el primero de ellos se nos descubre a Ícaro y a su familia y tendrán lugar algunos de los acontecimientos que marcarán a nuestro protagonista a lo largo de toda su vida. 


La narración de Ícaro nos coloca como espectadores, en primera persona, de la vida cotidiana de la familia. No tardaremos en ver que algo no marcha en el matrimonio y que la familia del joven se va a ver reducida a tres. El traslado de Ícaro, su madre y su hermano a la ciudad francesa de Aix-en-Provence, nos adentra en la segunda parte de la novela. La felicidad, pequeña y tímida, que descubren al aventurarse en un contexto nuevo y plagado de oportunidades, va a ser la protagonista. Lo que os espera en la cima de esa felicidad, así como lo que les lleva hasta allí, no os lo voy a contar porque estaría estropeando el desenlace de la historia de Ícaro y a la vez el final de esta parte de la novela. 

"De pronto me di cuenta de cuánta vida se pierde por temor a romperla."
Máximo Huerta, Con el amor bastaba

Desenlaces hay muchos. Y aunque se van adelantando a retazos, tendrás todos los detalles cuando cierres el libro al terminarlo. Irás atando cabos aquí y allá hasta tener una perspectiva completa de algunos acontecimientos que se narran, en un principio, de forma sesgada. A mi parecer, esta forma de contarnos la historia la hace realmente interesante y te mantiene enganchado a sus páginas con el deseo de saber más. La tercera parte de la novela es breve y resuelve las pocas dudas que aún quedan pendientes. 

La experiencia lectora con El amor bastaba ha sido, para mí, realmente satisfactoria. Es una narración sencilla, reposada, en la que aprendes a comprender a los personajes y que ofrece muchas excusas para la reflexión. Los capítulos tienen la extensión perfecta para que puedas avanzar a tu ritmo y no he encontrado ni una sola página que me pareciera accesoria. No me he aburrido con la historia que nos trae Máximo y lo he cerrado al final con la sensación de haber disfrutado mucho de la lectura

"Qué miedo da no pertenecer a los normales."
Máximo Huerta, Con el amor bastaba

Finalmente, con la novela de Máximo Huerta, cabe detenerse a pensar en si realmente merece la pena el esfuerzo por resultar invisible a los ojos de una multitud estandarizada, o sin embargo debemos aprender a apreciar nuestras propias peculiaridades y conseguir ser felices con aquellas personas que las aprecien a su vez. Nos detenemos a sopesar si todo ese esfuerzo y lo que perdemos por el camino realmente importa o si, por el contrario, con el amor bastaba


Máximo Huerta es un escritor y periodista nacido en Utiel (Valencia, 1971). Ganador del Premio Primavera de Novela 2014 con La noche soñada, autor además de Que sea la última vez, El susurro de la caracola, Una tienda en París, No me dejes / Ne me quite pas, La parte escondida del iceberg, y Firmamento. Autor también de numerosos relatos, libros ilustrados y una recopilación de sus columnas periodísticas. Actualmente trabaja en televisión.


Quiero dar las gracias a la Editorial Planeta por hacerme llegar el ejemplar. 




martes, 9 de junio de 2020

LA COMUNIDAD SECRETA. El libro de la oscuridad II. (Philip Pullman)

philip pullman la copela

No necesitaba reconciliarme con Pullman. No se trata de eso. Siempre he sido una apasionada de su universo desde que en 1995 Luces del Norte, más tarde conocido como La brújula dorada, llegó a mis manos abriendo unas puertas hacia Lyra y su mundo que tengo la suerte de poder mantener abiertas hoy en día. Más tarde, La daga y El catalejo lacado darían capetazo a la trilogía La materia oscura; una historia que, primero se llevó al cine (quedándose solo en una adaptación del primer libro) y luego ha sido adaptada por HBO en forma de serie que, aún habiendo tenido más éxito que la película, sigue suscitando dudas entre los fans del autor y sus personajes.

Cuando se anunció la publicación del primer volumen de El libro de la oscuridad me sentí eufórica por volver a leer sobre Lyra, a la vez que recelosa respecto a qué iba a encontrarme en él. La bella salvaje se publicó para colocarse cronológicamente en un periodo mucho anterior a La materia oscura. En ese primer volumen de la nueva trilogía Pullman se nos contaba mucho más. Nos contaba el autor todo lo que queríamos saber sobre el origen de Lyra, sobre cómo llegó al Jordan College y qué ocurrió en ese camino. El autor nos presentaba a Malcom y a Hannah, a quienes nos volveremos a encontrar en La comunidad secreta. 

La narración de este segundo volumen ocupa su lugar mucho después. De hecho, La comunidad secreta se ubica cronológicamente justo después del final de La materia oscura

No necesitaba reconciliarme con Pullman. Porque nunca me ha decepcionado. Necesitaba reencontrarme con él en una edad adulta, leerle desde una perspectiva más madura, tras haber leído mucho y con toda la historia de Lyra asentada y asimilada en mi imaginario personal. Y debo decir que nos hemos reencontrado con éxito y que La comunidad secreta no solo ha estado a la altura de mis expectativas, sino que las ha superado con creces. 

philip pullman la copela

Volveremos a ese otro mundo en el que una parte de la conciencia de cada persona camina a su lado en forma de animal, conocido como daimonion y vamos a encontrarnos a una Lyra que, muy lejos de aquella niña salvaje que corría entre los estudiantes del Jordan y más tarde se aventuraría a recorrer un camino a través de los diferentes mundos, a sus veinte años estudia en St. Sophia's, aunque aún conserva la protección del Jordan. Pero eso está a punto de cambiar. 

Si algo es cierto y universal en el mundo de Lyra y en el nuestro es que, todo lo que hacemos tiene su eco en el futuro. Y algunas de las decisiones que Lyra tomó cuando era solo una niña resuenan ahora en sus oídos cuando está solas con Pantalaimon. La relación entre ambos presenta una brecha que ninguno de los dos es capaz de esconder. El hilo invisible que los une los hace aún más conscientes de ese daño y día tras día se vuelve más difícil de soportar. 

"Ellas saben todas las cosas malas que uno ha hecho y no paran de susurrarlas al oído."
Philip Pullman, La comunidad secreta

Ya sabemos que Malcom estuvo siempre en la vida de Lyra, primero rescatándola cuando era un bebé y emprendiendo aquel largo y fantástico viaje en La bella salvaje y más tarde, junto a Alice, en un segundo pero fundamental plano que se desgranará un poco más en este volumen. 

El Polvo sigue siendo para el Magisterio tan peligroso como incomprensible y ahora se presenta ante esta poderosa institución una nueva amenaza en forma de misteriosa rosa. Un desierto de Asia, muy lejos de Oxford, esconde un secreto que amenaza los cimientos de la doctrina impartida y extendida durante siglos por el Magisterio y es obvio que no lo dejarán pasar. Las intrigas de esta corporación, sus discretas luchas internas de poder y sus miembros conforman una de las tramas de esta novela. 

"Si el mundo religioso iba a experimentar un cisma, era incluso posible que el origen se hallara en cuestiones tan nimias como el aroma de una rosa."
Philip Pullman, La comunidad secreta

philip pullman la copela

Lyra va a tener que abandonar de nuevo Oxford. Si bien ya no se trata de un viaje impulsado por el mismo espíritu que le llevó tan lejos siendo una niña, sí que se trata de una nueva aventura. Tendrá que ir en busca de algo que ha perdido y que ha arrastrado lejos de ella a algo más. La acompañaremos mientras cruza Europa con la intención de llegar a Asia. Este camino le  revelará grandes secretos. Algunos que desconocía y otros que permanecían dormidos en ella desde que era niña. Descubriremos qué es realmente la comunidad secreta y nos reencontraremos con personajes de la Materia Oscura

"Si la racionalidad es incapaz de ver cosas como la comunidad secreta, es porque la visión de la racionalidad es limitada. La comunidad secreta está ahí. No la podemos ver con la racionalidad, de la misma manera que no podemos pesar algo con un microcospio, porque no es el instrumento adecuado. Necesitamos imaginar, además de medir..."
Philip Pullman, La comunidad secreta

Por su parte, Malcom también emprenderá un viaje que le llevará muy lejos de su hogar. Saldrá en busca de respuestas y cada parada en el camino le convencerá aún más de la necesidad de seguir adelante con su empresa. Si bien no hacen más que aparecer nuevos interrogantes, los descubrimientos que hace con cada paso no hacen más que empujarle hacia un destino que ni él mismo conoce

No puedo hacer más que recomendar esta lectura. Si aún no conocéis a Lyra, os invito a que la descubráis primero en La materia oscura (La brújula dorada, La daga y El catalejo lacado). Roca Editorial ha publicado recientemente la trilogía al completo. Podéis leer, si lo preferís, La bella salvaje antes de esa trilogía (como ya he comentado, cronológicamente se sitúa antes). Y tras El catalejo lacado; La comunidad secreta.


Philip Pullman nació en Inglaterra en 1946 y vivió en Zimbabue y Australia antes de establecerse al norte de Gales. Llegó a ser profesor y ejercer en varias escuelas de Oxford antes de pasar ocho años enseñando en el Westminster College. Escribió varias novelas de aventuras y cuentos para niños antes de saltar al a fama con la publicación de La materia oscura, trilogía con la que recibió numerosos premios y menciones, como la Carnegie Medal, el Premio Guardian de Literatura Infantil y Juvenil o el Memorial Astrid Lindgren.


Quiero agradecer a Roca Editorial en envío del ejemplar y la tarea de acercarnos a esta autor con unas ediciones realmente impresionantes. 





jueves, 21 de mayo de 2020

LAS MUJERES DE WINCHESTER (Tracy Chevalier)



Tenía muchas ganas de hablaros de esta historia. La empecé con cautela, no sabía qué me iba a encontrar y no había leído antes a la autora a pesar del éxito que tuvo La joven de la perla. De modo que para mí, Tracy Chevalier era toda una aventura y Las mujeres de Winchester, que Duomo me presentaba en una edición realmente deliciosa, era toda una incógnita. 

Violet es una mujer que, a los treinta y nueve años, continúa soltera y reside junto a su madre en la casa familiar. Su hermano Tom se marchó a vivir con su esposa y ha formado una familia, mientras que a ella solo le queda el recuerdo de todo lo que le ha arrebatado La Gran Guerra. Primero se llevó a su hermano George, lo que supuso un gran golpe a la familia y del que su madre no parece haberse recuperado. Un carácter amargo y una actitud de velado desprecio hacia su hija hacen cada día más difícil la convivencia. 

Pero además, La Gran Guerra se llevó al prometido de Violet. Y con él, la posibilidad de crear su propio hogar y sentirse integrada en la comunidad femenina, que observa con desdén a las mujeres que no han alcanzado la meta de convertirse en esposas y madres. Así es como la protagonista se ve abocada a resignarse a un destino reservado para esas mujeres que vivirán solas hasta el momento en que no puedan hacer nada más que convertirse en una carga para otros familiares. 

"Era lo más cerca que Violet estaría nunca de presumir de un hijo propio, y la situación la hizo sentirse bien, aunque también le pareció patética."
Tracy Chevalier, Las mujeres de Winchester

Violet decide que es el momento de dar un paso al frente y establecerse por su cuenta fuera de la residencia familiar. Sueña con una libertad y una independencia que no lo logrará si no se aleja, aunque sea un poco, de su hogar e intenta valerse por sí misma. Esta decisión marca el comienzo de la verdadera historia de Violet. Coloca a la protagonista de esta novela en el principio de una tímida pero valiente aventura que quedará inaugurada cuando se mude a Winchester (una ciudad al sur de Inglaterra no muy lejos de la residencia de su madre), pero sobre todo, cuando de forma inesperada pase a formar parte de la comunidad de bordadoras de la catedral. 


La autora nos descubre a una Violet que, pese a las ataduras morales y ajustadas al contexto histórico, es fuerte, valiente y realmente moderna. Violet tiene muchos miedos lógicos enmarcados en el pensamiento del periodo de entreguerras, pero eso no le impide tomar muchas decisiones en pro de la amistad y el amor que nos sorprenderán por su arrojo y nos encantarán por su justicia. 

Pero además, Violet es una mujer con sentimientos atemporales. No necesitamos vivir el mismo periodo histórico que ella para sentirnos como ella se siente. Y es por eso que no nos cuesta empatizar con un personaje que la autora dibuja con tanta delicadeza y precisión. No nos cuesta imaginarnos tomando la decisión de si apoyar a nuestras amistades (como nos dicta el corazón y el sentido de justicia) a pesar del miedo al rechazo social que ello pueda acarrear. Tampoco nos es difícil evocar el temor que puede producir sentirnos solos, desplazados u olvidados cuando todos aquellos que nos acompañaban en nuestro camino hayan encontrado el suyo propio y nosotros no tengamos aún el nuestro. 

"Pero a las mujeres nos han preparado para eso: para darnos a los demás, para hacerles la vida fácil, sin importar lo que nosotras sintamos. Ser siempre tan generosa puede convertirse en una tarea agotadora e ingrata."
Tracy Chevalier, Las mujeres de Winchester

Encontrará un refugio a su propia soledad y una vía de escape a sus pensamientos en la tarea del bordado. La adhesión a la comunidad de bordadoras llegará a nuestra protagonista casi de forma sorpresiva e inesperada y será entonces cuando Violet descubra sentimientos nuevos como el orgullo por el fruto de su esfuerzo y la necesidad de trascendencia. 


No os quiero desgranar todas las vivencias de Violet, porque os va a encantar descubrirlas a vosotros. Las mujeres de Winchester me ha tenido muy enganchada y no puedo hacer más que recomendarla. Me ha encantado acompañar a Violet en todas las decisiones que va tomando a lo largo de la trama y preocuparme, sorprenderme e incluso sonreír sin darme cuenta. 

La narración es activa y no se estanca. Los capítulos tienen la extensión adecuada para que avancemos sin dificultad y con apremio a través de una historia marcada por el paso firme de una protagonista que se sumará a esa lista que todos tenemos de personajes que nos han dejado huella por una u otra razón. 

"Había tantas personas que escondían historias: un marido que se había ido, un bebé sorpresa al que se hacía pasar por hermano o hermana, una pasión equivocada, una mujer perdida. (...) Cómo navegar por la vida cargando con ese equipaje sin que te vuelvas una persona triste, amargada o sentenciosa, ese era el reto."
Tracy Chevalier, Las mujeres de Winchester

Además, os vais a encontrar un final redondo. La evolución del personaje pide a gritos un final que le haga justicia y Tracy Chevalier lo teje de forma inteligente para satisfacer nuestro deseo sin resultar obvio ni previsible. Había muchas posibilidades para Violet. A medida que avanzamos en su historia nos damos cuenta de que, aunque en un principio su vida parece un callejón sin salida, sus posibilidades son infinitas y podía haber elegido una o varias de ellas. Y la que finalmente elige es, para mí, la más acertada. 


Tracy Chevalier alcanzó el éxito internacional con su novela La joven de la perla, traducida a 38 idiomas y adaptada al cine protagonizada por Scarlet Johansson y Colin Firth. 

Además de Las mujeres de Winchester, en el catálogo de Duomo podréis encontrar La voz de los árboles y Las huellas de la vida

Lee aquí las primeras páginas de esta novela. 

Gracias a Duomo por regalarme una historia y unos personajes con los que he disfrutado tanto. 





domingo, 10 de mayo de 2020

DESAPARECIDA EN SIBONEY (Rosario Raro)



He tardado mucho en publicar esta reseña, ya que hace aproximadamente un mes que terminé esta novela de Rosario Raro. Me ha costado un poco reorganizar mis ideas respecto a la historia y lo que quería contar de ella. Finalmente he decidido no contaros demasiado sobre la trama, porque uno de los mejores puntos de Desaparecida en Siboney es no saber cómo continuará la historia, qué es lo que os encontraréis en el siguiente capítulo y qué rumbo tomarán los protagonistas. 

"El 29 de noviembre de 1874, Dulce Sargal desapareció de su hacienda en Siboney, a unos veinte kilómetros de Santiago de Cuba. Estaba casada con Bartolomé Gormaz, uno de los hombres más ricos de los territorios españoles de ambos lados del Atlántico. Ella era criolla, española nacida en ultramar, y él, natural de una aldea cercana a Lebrija, en Sevilla."
Rosario Raro, Desaparecida en Siboney

La autora nos lleva y nos trae desde la Cuba colonial hasta Barcelona, inmersa esta última en la transformación industrial que aconteció a finales del siglo XIX y que provocó una sacudida en la forma de vivir y entender el proceso productivo. Si bien Barcelona ya había trabajado con ahínco durante el siglo XVIII para convertirse en una de las ciudades punteras en la manufactura del continente, será en el siglo XIX cuando se consolide su liderazgo. Pero esta Barcelona próspera y moderna, esconde en la trastienda mucha historia en la sombra, que poco a poco ha ido viendo la luz. 

Fueron muchos los catalanes que se aprovecharon de mano de obra esclava en las Américas. Si bien no se ha podido establecer con rotundidad la magnitud de la participación catalana en el tráfico de esclavos, sí es conocido cómo algunas de las familias más pudientes de la ciudad amasaron su riqueza contando con esta mano de obra. La confiscación de numerosos barcos de mano de los británicos y la identificación de sus propietarios ha dado muchos nombres para esa lista, pero obviamente era imposible abarcar la totalidad de las transacciones y se cuentan solo con estimaciones. 


Algunas de esas familias son las que aparecen en esta novela, que arranca prácticamente con la desaparición de Dulce. La hija de esta, apenas una niña, es incapaz de lidiar con el dolor de su desaparición y la aparente indiferencia de su padre al respecto y recurre a su tío, Mauricio Sargal, a través de una carta que rompe al hombre y le obliga a regresar a Cuba desde Barcelona para tratar de encontrar a su hermana. O al menos, para descubrir qué es lo que ha podido sucederle. 

Si bien la novela que nos presenta Rosario Raro es la historia de una desaparición, de una hija desesperada, de un hermano resuelto y dispuesto a encontrar a Dulce y de un hombre poderoso dueño de haciendas y personas, es sobre todo una historia de costumbres. De gentes y de culturas. De cómo la vida desentendida, libertina y terrenal de Mauricio Sargal está bien considerada, mientras que esa muchacha que trabaja con ahínco para sus amos es vapuleada, maltratada y menospreciada hasta el horror. 

Es la historia de cómo una mujer puede desaparecer de su hacienda de un día para otro y su marido no mueva un dedo para encontrarla, mientras que el resto de gentes o bien den por hecho que se ha marchado con otro hombre abandonando a su propia hija, o bien ni tan siquiera pierdan un segundo de su tiempo en preguntarse qué habrá sido de ella. De cómo Dulce estaba realmente sola y al desvanecerse nadie la echa de menos. Y muchas de las escenas que nos vamos a encontrar son tan realistas, que abofetean conciencias y remueven entrañas. 

"Himar tenía la mirada perdida como si flotara sobre sus recuerdos de África entremezclados con sus vivencias allí. Romi sintió un torbellino en la boca del estómago y se apoyó en la pared exterior de uno de los bohíos. Ángela miró a la cocinera para implorarle que callara."
Rosario Raro, Desaparecida en Siboney

No solo vais a encontrar el relato de lo acontecido a Dulce, su hija y su hermano. Hay mucho elenco en esta presentación. Hay secundarios profundos y muy bien definidos y hay tantas líneas argumentales como personajes. Muchas de ellas convergen y otras no se encuentran nunca, pero están bien narradas y merecen la pena. 


La autora hace un gran trabajo de contextualización. Se percibe el trabajo documental en cada página y un esfuerzo por dibujar cada momento, cada ciudad, cada paisaje, cada camino, a las gentes y las costumbres. Rosario Raro tiene éxito en este aspecto y me ha impresionado cómo ha sido capaz de llevarme tan lejos en el tiempo y el espacio, haciendo que no me cueste imaginar que estoy viendo todo esto desde mi ventana. 

"Santiago de Cuba se extendía ante sus ojos. Las montañas parecían perfiles de olas solidificadas, detenidas en piedra. Las líneas emplumadas de palmeras separaban la superficie marítima de la tierra que los rodeaba en su entrada. Sintió que su recuerdo de aquel lugar empalidecía contrastado con la exuberancia real del oriente de la isla."
Rosario Raro, Desaparecida en Siboney

He de decir que al comenzar esta historia me costó sumergirme en la trama. Tal vez demasiado acostumbrada últimamente a thrillers vertiginosos y apabullantes en acción, tuve que reposar esta narración y adentrarme poco a poco en aquello que Rosario quería contarme. Es una lectura exigente. Es ese tipo de lectura que quiere enseñarte más de una cosa a la vez. Quiere que sigas a los personajes en su destino, pero además quiere que comprendas el por qué del momento, el por qué esas gentes se comportan de esa forma, hacia dónde van y cómo van a ir. Además, tiene un final de esos que merecen ser leídos. De los que te hacen cerrar el libro y acariciar la contraportada satisfecha de añadir esta a tu lista de historias.


Tuve la suerte de recibir este ejemplar de manos de la autora, como primer premio en el IV Concurso de Relato Rápido Novembre Negre (Puerto de Sagunto), en el que ella ejercía como miembro del jurado. Quiero aprovechar para agradecerle, tanto el ejemplar como el trato exquisito que tuvo conmigo. 

Rosario Raro, profesora de Escritura Creativa en la Universitat Jaume I, es además doctora en Filología Hispánica. Nació en Segorbe, Castellón, en 1971 y hace más de veinte años que imparte cursos y talleres literarios para instituciones diversas. Premios nacionales e internacionales reconocen el talento de sus obras, traducidas al catalán, al japonés y al francés. Otras de sus obras son La huella de una carta y Volver a Canfranc (Planeta 2015), con la que ha sido finalista de los premios de la crítica valenciana y los derechos han sido adquiridos por Diagonal TV para su adaptación a la pantalla. 








lunes, 9 de marzo de 2020

UN HILO ME LIGA A VOS (Beatriz Giménez de Ory)



Dentro de Un hilo me liga a vos hay un montón de historias. Los protagonistas son dioses, ninfas, héroes, titanes y titánides. Pero lo más valioso de estas historias es que no solo las protagonizan ellos. Tal y como nos introduce la autora a este compendio de poemas y mitos, los protagonistas somos todos nosotros. Hay un poco de ellos en cada uno de nosotros, que alimentamos nuestros propios mitos librando cada día una gesta sin darnos apenas cuenta

Acompañando a los poemas, encontramos los mitos. Son historias muy breves en las que la autora cuenta, de forma muy accesible pero manteniendo una calidad narrativa muy interesante, los devenires de los protagonistas de los poemas

"Sostened este ovillejo:
sabed que, aunque estemos lejos, 
un hilo me liga a vos."
Beatriz Giménez de Ory, Un hilo me liga a vos

Punto y a parte son las ilustraciones. Paloma Corral hace un trabajo magistral trayendo a todos esos dioses a la era actual y convirtiéndolos en personajes fácilmente asimilables en el imaginario colectivo. Colabora así en el propósito de la autora de proporcionarnos a todos un motivo para empatizar con estos héroes clásicos y sentirnos parte de sus proezas. El amor, el desamor, la curiosidad, la valentía, la torpeza, la osadía e incluso la tragedia no nos resultan sentimientos o atributos ajenos y muy pronto encontraremos aquel personaje con quien nos sintamos más identificados. 

Además, vamos a encontrar entre las páginas de este libro ilustraciones de muchos de los personajes que, a modo de esquema, nos indican su procedencia, cualidades, símbolos y alianzas.


Si bien se nos presenta este ejemplar orientado a jóvenes lectores, ¡a mí también me ha encantado! Opino que es una lectura para todos los públicos que nos reconectará con la cultura grecolatina a los que la teníamos un poco olvidada e introducirá a aquellos que la desconocían en un sinfín de aventuras que os atraerán, os abstraerán y os fascinarán

Me hacía falta una lectura como esta. Ligera y delicada, pero con profundidad. Con datos que asimilas sin apenas darte cuenta y con unas ilustraciones cargadas de esa belleza que nace del color y el simbolismo sutil. Si bien no suelo leer poemarios, con este me he sentido muy cómoda y lo he devorado rapidísimo. 

Esta autora de literatura infantil nació en Madrid en 1972. Tras licenciarse en  Filología Hispánica, ahora es profesora de Lengua y Literatura Española. Beatriz Giménez de Ory ha obtenido varios galardones como el III Premio Internacional Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños (2011), el IX Premio Luna de Aire que concede el CEPLI (Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil) en 2012. Dos años más tarde, en 2014, logró el Premio Fundación Cuatrogatos, un galardón que volvió a conseguir en 2017. 

Quiero dar las gracias a SM por el envío del ejemplar. 









martes, 3 de marzo de 2020

EL ÚNICO HOMBRE VIVO (Mario Gómez Giménez)


Alex y Julia están de turno esa noche. Esa noche, que en principio se parecía a todas las anteriores, de repente empezará a dar muestras de que algo no marcha bien. Demasiados avisos de incidentes violentos llevarán a estos dos Mossos d'Esquadra de barrio en barrio de Barcelona donde se encontrarán con escenas muy similares entre sí que tienen en común estar protagonizadas por personas que agreden a otras sin ninguna razón aparente y con extrema violencia. 

"Costaba poner los pensamientos en orden, recapitular o pensar el por qué de algunas cosas recién vistas. Seguía esperando despertar en la cama de mi dormitorio. Pero no era así. La sacudida del furgón al arrancar a toda prisa me devolvió a la realidad."
Mario Gómez Giménez, El único hombre vivo

Aún sin saber lo que sucede realmente, Alex se da cuenta de lo excepcional de la situación y no duda en hacer uso de todas sus capacidades para mantenerse con vida. Aunque eso suponga hacer cosas que nunca imaginó que haría. Ponerse a salvo, junto a sus compañeros, será su primera misión. Pero no la última. Y será entonces cuando esta historia arranque de verdad. 

La trama está contada desde dos puntos de vista y el otro será el de la periodista que ha quedado fuera de la ciudad (ya sitiada por militares de todas las nacionalidades) y que trata de desentrañar la intriga que envuelve al caos en el que está sumergida la ciudad condal. Junto a su equipo de investigación, Eva Llull irá tirando del hilo de una vaga pista de la que irán surgiendo ramificaciones e informaciones que apuntan a un secreto gubernamental internacional que se pretende seguir ocultando a la población.

"Vídeo tras vídeo, Eva y Miquel perdieron un poco la noción del tiempo. Parados en el colapso de la autovía. La incredulidad del momento los tenía con la mirada pegada a los móviles y a los portátiles, y poco les importaba estar retenidos en la autovía sin poder avanzar. De hecho, comenzaba a amanecer."
Mario Gómez Giménez, El único hombre vivo



Mario Gómez nos coloca en un escenario apocalíptico. Si bien las primeras informaciones hacen referencia a un brote de ébola, lo que los protagonistas están viviendo se escapa a esa consideración. Y las pesquisas de Eva nos irán guiando hacia la verdadera naturaleza de la enfermedad que ha mermado a casi la totalidad de la población de Barcelona y que amenaza con extenderse por más que se intenta contener.

La indudable pericia del autor por situarnos en lugares reales para el desarrollo de la acción, no hace sino convencernos de lo tangible de la trama. Habituales de la ciudad de Barcelona y su entorno, reconocerán en las diferentes escenas un sinfín de referencias de geolocalización que cargan de verosimilitud su discurso.

"Pusimos la sirena en marcha, giró el coche hacia la derecha para entrar en la vía y lo condujo a alta velocidad por la Avingunda Colón, saltándose todos los semáforos. Al llegar a la estatua de Colón, volvimos a subir por la Rambla. A mitad de la altura de ese emblemático paseo de Barcelona, cruzamos la zona peatonal con nuestro vehículo para llegar a una de las travesías perpendiculares de esa conocida calle de la ciudad condal."
Mario Gómez Giménez, El único hombre vivo


Aunque Eva y Alex cargan con la responsabilidad de ser los protagonistas, y además son ellos quienes mantienen en movimiento constante a sus grupos, no están solos en sus respectivas hazañas. Con Alex estará algún compañero del cuerpo e incluso encontrará más supervivientes en la ciudad, aunque no os puedo desvelar dónde, ni si estos secundarios permanecerán mucho tiempo con él o, por el contrario, tendrán una presencia fugaz sucumbiendo finalmente víctimas de la enfermedad. 

Por su parte, Eva estará acompañada de sus compañeros de trabajo. Son de su total confianza y además todos poseen habilidades que les convierten en eficaces investigadores. No obstante, terminarán buscando ayuda fuera de sus filas, ya que la envergadura del caso les convencerá de la necesidad de hacerlo. 

Son casi 500 páginas distribuidas en capítulos narrados, por un lado en primera persona por Alex y desde el punto de vista de Eva por el otro, casi alternos. Y aunque los primeros capítulos resulten meramente introductorios para los más avezados conocedores del género, se verán muy pronto arrastrados por la incertidumbre y la necesidad de conocer más detalles sobre el destino de los protagonistas. Mientras tanto, los neófitos encontrarán una buena novela con la cual engancharse a un género del que luego les resultará difícil escapar. El autor promete continuación y la historia la pide a gritos, de modo que la excusa para no dejar escapar la nueva entrega viene dada sin rebuscar.


Mario Gómez Giménez nació en Barcelona en 1984 y esta es su primera novela. Ha trabajado mucho tejiendo esta trama, de incansable acción y ritmo frenético con la esperanza de entretener y sorprender a los lectores. Y es que, aún siendo un autor joven y estrenarse con esta historia, Mario hace años que está inmerso en la documentación y búsqueda de referencias con las que enriquecer su novela, con un resultado que merece mucho la pena.

Quiero agradecer a Mario la oportunidad que me ha dado de conocer a Alex y a Eva enviándome un ejemplar con el que me he entretenido y del que he disfrutado en una experiencia lectora que me ha hecho recordar lo mucho que me gusta el género. Espero con ganas a próxima entrega.

Descubre El único hombre vivo aquí




miércoles, 12 de febrero de 2020

FIDELIDAD (Marco Missiroli)


Un episodio turbio y reciente en la vida de Carlo tiene su eco en la mente de Marghherita en forma de duda. Ella no puede dejar de pensar si realmente pasó lo que  Carlo  niega que pasara o sencillamente todo es fruto de su miedo a que sucediera. 

Ellos conforman el matrimonio y epicentro sobre el que pivotan el resto de personajes. Pero no están solos, al igual que no lo estamos ninguno de nosotros. Nuestras decisiones, nuestras indecisiones y hasta las cosas que imaginamos pero nunca llegan a suceder tienen su efecto en el resto del reparto. Marco Missiroli quiere contarnos la historia desde todas las perspectivas.

"La cafeterías se había convertido en una bodega y ella en una mujer celosa pero con sentido común, era extraño revisar el pasado y encontrarlo correcto. Si se había convertido en eso, si se habían convertido en eso, todo había tenido un significado."
Marco Missiroli, Fidelidad

Si os cuento en detalle con cuántos personajes os vais a encontrar en esta historia y os describo su papel, no haré más que desmontar poco a poco la trama que el autor se esfuerza en presentar de forma paulatina. Os corresponde a vosotros, lectores, ir desenvolviendo a cada uno de ellos como si fueran pequeños regalos, tal y como lo hace el autor.

Pero sí os puedo decir que la construcción, tanto de los protagonistas como de los secundarios, es un alarde de realismo literario y que son sólidos hasta ser casi tangibles. Sus miedos, sus inseguridades y sus decisiones titubeantes no son más que un reflejo de las nuestras y Fidelidad nos presenta, de esta forma, un espejo en el que mirarnos... si es que realmente queremos mirar.



Missiroli tiene un estilo instrospectivo, calmado, que invita a una lectura pausada y tranquila en apariencia, pero que deja un poso en el lector. La aparente cotidianidad estática no es más que una ilusión. El avance del presente que se transforma en pasado a golpe de segundero es la pesadilla silenciosa de cada uno de nosotros. Y lo es también de cada uno de los personajes. 

Las preguntas nunca formuladas sobre lo que querríamos haber hecho y no hicimos, así como el reto invisible que nos ponemos a nosotros mismos cuando queremos saber si seremos "capaces de", persiguen a los personajes de Fidelidad. Y, en realidad, no es más que lo que nos persigue a todos. Una reflexión no solo sobre la lealtad hacia los demás, sino hacia nosotros mismos y nuestros anhelos más ocultos.


"Con él había intuido que la infidelidad podía significar fidelidad hacia sí misma."
Marco Missiroli, Fidelidad

El estilo de Missiroli es muy cinematográfico. Pasea con su cámara de un personaje a otro y lo persigue hasta que alguien más desvía su atención y entonces pasa a perseguir a este otro, hasta que otro integrante del reparto se cruza en su camino haciendo que de nuevo se desvíe en su trayectoria.


He experimentado muchos sentimientos a lo largo de la lectura de Fidelidad. Si bien al principio me costó un poco meterme de lleno en la historia y he echado de menos capítulos más cortos, muy pronto me vi arrastrada por Carlo, Margherita y todo lo que les rodea. El título de la obra de Missiroli no podría estar mejor elegido. Y creo que es muy probable que cada lector le otorgue un significado diferente.

Si tuviera que destacar un aspecto negativo, sería que el estilo de Marco en ocasiones me ha confundido. La narración, a pesar de ser calmada y detallista, se desarrolla casi sin interrupción, pasando de un personaje a otro apenas a golpe de punto y a parte. Muy pronto me di cuenta de que Fidelidad iba a ser una lectura de las que dejan huella. Altamente psicológica y con pinceladas de filosofía doméstica.

Es una novela para ser degustada y no devorada con voracidad. Es una historia que pide a gritos ser leída con sosiego. Quiere ser pensada y quiere ser sentida. Porque en Fidelidad no vas a encontrar solo a Marco o a Margherita. En Fidelidad corres el riesgo de encontrarte a ti mismo.

Puedes leer las primeras páginas de Fidelidad aquí.


Marco Missiroli es un autor de Rimini que ganó el Premio Campiello con Senza coda, su debut en la novela. En 2015 ganaría, con Actos obscenos en lugar privado, el Premio Super Mondello. Y eso fue después de haber publicado Il buio addosso (2007), Bianco (2009) y El destino del elefante (2012). Colabora habitualmente con el Corriere della Sera y ha logrado que sus libros se lean en todo el mundo. Fidelidad le ha valido el reconocimiento internacional con su publicación en más de 25 países y la adaptación por parte de Netflix.

Quiero agradecer a Duomo Ediciones el haberme dejado formar parte de la vida de Carlo y Margherita a través de una lectura tan especial.




miércoles, 5 de febrero de 2020

LA DESAPARICIÓN DE ANNIE THORNE (C. J. Tudor)


La curiosidad por este libro me venía de tiempo atrás. Desde que empecé a verlo en librerías y en redes, quería leerlo. No he leído El hombre de tiza, pero no quería perderme lo nuevo de una autora que parecía haber conquistado al público y la crítica por partes iguales. 

Esta historia, contada a dos tiempos, atrapa desde el principio. Desde que no puedes esperar más para saber qué le ocurrió a Annie. La niña desapareció una noche y, cuando todos empezaban a perder la esperanza dos días después, apareció de nuevo. Aparentemente Annie estaba bien. Pero algo no encajaba. Ella no era la Annie que había desaparecido horas atrás. Además, por más que lo intentan, no consiguen arrancarle ni una sola palabra sobre lo que le sucedió o sobre dónde estuvo.

"Algo le pasó a mi hermana, aunque ella no pueda explicarlo. Solo sé que cuando volvió ya no era la misma. No era mi Annie"
C.J. Tudor, La desaparición de Annie Thorne

Joe Thorne es el hermano mayor de Annie y, tras recibir un enigmático email en el que se menciona a su hermana, decide regresar al pueblo de su infancia, donde todo ocurrió. Joe huye de muchas cosas que le persiguen incansables y que muy probablemente le encuentren allí, pero la necesidad de saber qué le ocurrió a Annie es más fuerte que el deseo de huir y esconderse mucho mejor. Y así se encontrará Joe viviendo en una casa que ha acogido un crimen reciente. Un inexplicable suceso en el que una madre asesinó brutalmente a su hijo y acto seguido se suicidó. Si este hecho tiene o no que ver con lo que años atrás le sucedió a su hermana es algo que descubriréis a lo largo de la novela.

"En eso consiste la vida. En mantenernos ocupados, desviando la mirada para no tener que contemplar el abismo. Porque eso nos llevaría a perder la razón."
C.J. Tudor, La desaparición de Annie Thorne

Un papel crucial desempeñará la antigua mina. El terreno que sobre ella se alza y que pertenece al pueblo esconde más de un secreto. Y en sus recónditas entrañas tuvo lugar uno de los sucesos que marcó el punto de inflexión en el desarrollo de los acontecimientos. Y como gran parte de los hechos que ahora acontecen tienen su origen en lo que pasó cuando desapareció Annie, la narración alterna los dos tiempos; el presente y esa infancia de Joe, contada toda la historia por él mismo.


"Las caídas no matan. Lo que te mata es dejar de caer."
C.J. Tudor, La desaparición de Annie Thorne

La desaparición de Annie Thorne ha sido un libro fácil de leer. El misterio alrededor de la hermana de Joe te engancha desde el principio y la autora ofrece las dosis adecuadas de información para mantenerte atado a las páginas mientras navega entre el pasado y el presente con comodidad. Los capítulos tienen una extensión adecuada y el uso de la primera persona es correcto y sin fisuras. Además, generalmente nos parece que conocemos mejor al protagonista cuando él mismo nos narra los acontecimientos desde un punto de vista muy personal.

Si algo negativo puedo decir como lectora respecto a esta historia (a título muy personal) es que a medida que avanzaba en la trama sospechaba de un elemento que no suelo disfrutar en los thrillers y que no esperaba para nada encontrarme en este. Si bien acerté, la decepción no fue tan grande como para valorar de forma negativa la historia en su totalidad. El giro es pausado pero impactante y aunque hubiera preferido otro tipo de desenlace, C.J Tudor ha hecho un gran trabajo tejiendo a todos los personajes y las historias que les rodean, dejando como resultado una novela atada con un lazo enorme que cerrarás satisfecho.

"No es precisamente el final que había imaginado. El final que había planeado. Por otro lado, eso es lo malo de los planes: nunca salen como uno había previsto. Y, al parecer, los míos no salen bien nunca."
C.J. Tudor, La desaparición de Annie Thorne

Puedes leer las primeras páginas de La desaparición de Annie Thorne desde aquí. 












martes, 7 de enero de 2020

PISO PARA DOS (Beth O'Leary)



Este libro ha pasado unos cuantos meses en mi montaña de pendientes. Es cierto que no es el género que más leo, ni el que más me llama la atención cuando entro en una librería. Pero también disfruto incluyendo en mis lecturas historias de este tono, menos densas, más ligeras y más amables. Tras leer muchísimas críticas positivas de Piso para dos, me animé a leerlo. ¡Y qué acierto!

Tiffy necesita mudarse. Cuenta con un presupuesto muy limitado y aunque no se ha rendido, es cierto que cada piso que visita le gusta menos. Un anuncio curioso, cuanto menos, le llama la atención. La posibilidad de compartir piso de una habitación con una persona que trabaja en horario de noche, con lo que podría compartir la cama con alguien con quien no coincidiría en el apartamento, ya que los fines de semana también estaría fuera. 

A Tiffy le viene perfecto. El precio se ajusta a lo que puede pagar y en principio no debería ser un problema que durante el día otra persona durmiera en la misma cama en la que ella lo hace por la noche. El piso es más que aceptable y, aunque no tiene la oportunidad de conocer al dueño, se muda casi en el acto. 

"Igual esto sale bien. Igual sale fenomenal. Me imagino a mí misma en este lugar en una rápida sucesión de escenas: yo holgazaneando en el sofá, preparando algo improvisado en la cocina, y de repente me dan ganas de ponerme a dar botes de alegría aquí mismo ante la idea de disponer de todo este espacio para mí. Me controlo justo a tiempo."
Beth O'Leary, Piso para dos

Y así es como arranca Piso para dos. Con unos protagonistas que enganchan. Tiffy está rota, pero no lo sabe aún. No obstante, es una mujer resuelta, original, creativa y muy divertida. Contamos con unos secundarios realmente destacables; los amigos de Tiffy. Mo y Gerty no solo hace una aportación al desarrollo de Tiffy, sino que alimentan la historia y nos proporcionan momentos memorables. Por otro lado, Leon aparecerá a modo de tímida luz parpadeante que gana fuerza a lo largo de la historia hasta llegar a deslumbrar. Él aporta a otro secundario; su hermano Richie. Y ambos os van a encantar. 


La verdadera trama dará comienzo con una nota. Una que deja Tiffy a su compañero de piso. Le seguirá la respuesta de Leon y así, dará comienzo un diálogo a través de post-it que, en la era digital que nos encontramos, nos resulta fresco y original. Y es que es mucho tiempo el que lleva Tiffy viviendo en el apartamento sin conocer a su compañero y el no saber si coincidirán en algún momento, quizá sea uno de los motivos por los que no se puede dejar de leer este libro.

Los capítulos son alternos. En uno nos cuenta la historia Tiffy, en el siguiente la continúa Leon. Esto no solo hace que avancemos rápido a través de sus páginas, sino que además nos ofrece las dos perspectivas para que podamos esbozar una sonrisa con las impresiones dispares de ambos respecto al mismo acontecimiento. Personalmente creo que ha sido un acierto presentar así la historia de estos personajes.

Piso para dos ha sido una experiencia lectora muy agradable. Me he divertido, me he desesperado, he perseguido a Tiffy y a Leon por todas partes para no perderme nada y he disfrutado sobremanera con la presencia de los secundarios. No me he aburrido en ningún momento, ni en una sola página. Y no puedo hacer más que recomendarlo a quien no lo haya leído aún, que seguro que no son muchos porque este libro lo he visto por todas partes. Pero si sois de quienes no, no os lo perdáis. Es una historia que refresca, nos entretiene y, sin duda, nos prepara para afrontar nuevas lecturas.


Beth O'Leary es una escritora de 26 años del sur de Inglaterra que se ha dedicado durante mucho tiempo a la edición de libros infantiles. Esta es su primera novela para adultos y su éxito le ha permitido dedicarse por completo al oficio de escritora.