domingo, 3 de noviembre de 2019

HIMEKO y otros cuentos lúgubres (Miguel Aguerralde)


"El viento mecía las ramas del árbol seco balanceando el cuerpo desnudo como un péndulo indecente"
Miguel Aguerralde, Himeko

Himeko y otros cuentos lúgubres es una antología de terror editada por Cazador de ratas. Este libro contiene cinco cuentos escritos por Miguel Aguerralde, en los que el protagonista es siempre el terror en sus distintas formas. Desde almas atormentadas despojadas de sus cuerpos tras un grotesco final, pasando por los más horribles insectos en escenas que removerán el estómago de los lectores más valientes e incluso mutaciones clásicas del imaginario fantástico. 

No conocía a este autor, en el que he descubierto una gran capacidad para imbuir al lector en un ambiente inquietante e incluso desagradable cuando es necesario. Consigue Miguel Aguerralde que se nos erice el vello de la nuca mientras aparecen y desaparecen los más aterradores espectros y además lo hace sin artificios, con una prosa sencilla y directa.


"Pero ¿cómo sería?¿Qué es un hombre unido a una cucaracha? Brad Stevenson se llevó muy despacio el insecto a su boca, si quería contarlo debía vivirlo. La cucaracha parecía mirarle, agitaba sus patas quizá con la misma repulsa que él."
Miguel Aguerralde, Mutación

Esta antología de cuentos se devora prácticamente de un bocado. Los cuentos son breves y una vez empiezas una de las historias es imposible dejarla hasta el final. No descarto regresar a este autor para descubrir alguna de sus novelas y poder disfrutarlo más tiempo, con alguna historia de mayor extensión. 

Miguel Aguerralde nació en Madrid en 1978. Es autor de numerosas novelas, algunas de ellas policíacas como Claro de luna, Noctámbulo o El fabricante de muñecas. Entre sus obras de terror encontramos Caminarán sobre la tierra y Laberinto. Alicia ha sido catalogada como thriller de suspense y ha escrito novelas románticas como La chica que oía canciones de Kurt Cobain. Si os gusta la novela juvenil, también podéis encontrar una escrita por Miguel; Allister Z y el misterio de los esqueletos

Actualmente, Miguel Aguerralde reside en Lanzarote, donde además de dedicarse a la literatura es profesor de primaria. 


domingo, 20 de octubre de 2019

ESCAPE ROOM - MORIR DOS VECES (Tery Logan)


Cuando descubrí la existencia de este libro, no me pude resistir. ¡Me encantan las scape rooms! El planteamiento de la autora, sembrando la historia de enigmas de muy distintas tipologías era todo un reto lector que además auguraba una experiencia apasionante. Y no me ha decepcionado. 

Tery Logan nos ubica en Escocia, en los últimos coletazos del siglo XIX (ya ha llamado vuestra atención, lo sé) y de la mano del doctor Bolt nos introduce en la historia de un pequeño pueblo y sus gentes. Ya arranca el libro con una muerte. Un día lluvioso y un funeral. Un miembro de la pequeña comunidad ha fallecido y las causas de su muerte no están exentas de polémica. Pero no se detiene ahí la autora. Acompañaremos a Bolt en una extraña e inquietante visita que tendrá un final inesperado y unas consecuencias aún más sorprendentes. 

Será después de esto cuando su amigo Colin se verá prácticamente obligado por los acontecimientos y por su amistad para con el doctor a descubrir quiénes han sido los culpables de la desgracia de Bolt.  


La autora teje y teje en torno a los personajes. Bien construidos, sin fisuras y tan completos que parecen tangibles. La historia se desarrolla de forma lineal, sin saltos en el tiempo y acompañando siempre a los personajes principales. La duración de los capítulos es cómoda y siempre incluye algún enigma (¡a veces más de uno!) que hace partícipe al lector de los mensajes que aparecen ocultos y a los que se enfrentan los propios protagonistas.

Tery Logan ha elaborado la historia de modo que la resolución de estas pruebas no afecte a la continuidad de la historia. De esta forma, puedes dejar los rompecabezas para después en caso de que no puedas o no te apetezca desentrañarlos en ese momento. Si os animáis (y yo os animo) a recorrer este camino junto a Bolt, Colin, Verran, Crom y el resto del elenco de personajes, vais a encontrar todo tipo de juegos de ingenio. Algunos de ellos se plantean mediante códigos QR y otros son mucho más clásicos, como los que solemos encontrar los fans de las salas de escape.

Esta historia y su planteamiento me parecen brillantes y Tery Logan ha sabido cautivar así a diferentes perfiles. Tiene en la palma de la mano a los fans de Agatha Christie. Además, nos absorbe a los fans de Arthur Conan Doyle, que estamos siempre dispuestos a tratar de deducir la resolución del caso ( y si hay pruebas por el camino... mucho mejor). Además, aquellos que disfrutáis de una lectura activa plagada de interacción, estáis de enhorabuena porque va por vosotros también. De la misma manera, atrapará a los lectores amantes de una buena novela de misterio, que os quedaréis pegados a las páginas de este libro queriendo saber cómo termina.

A los que habéis ido a una scape room y la habéis disfrutado, os encantará. Quiénes aún no habéis tenido la oportunidad de disfrutar la experiencia, encontraréis una buena forma de poner a prueba vuestro ingenio a la vez que descubrís una historia de esas que atrapan hasta el final.


Quiero agradecer a Tery Logan y a Grijalbo que me enviaran el ejemplar. Ha sido una experiencia lectora de lo más interesante y ha mantenido mi mente alerta y despierta esperando siempre el siguiente enigma e ilusionándome con la resolución de cada uno. ¡Y qué historia!

Tery Logan no solo es escritora. Es una guionista de cine y TV que recibió en 2018 el premio al Mejor Guión Original en el festival de cine internacional New York Film Award por su guión Ma Belle, que suma ya más de una docena de premios internacionales. Además, es codirectora del proyecto cenaconcluedo.com. También es autora de la novela Relatos de una Logan, ¿qué piensan los hombres?.




domingo, 8 de septiembre de 2019

ASESINATO ES LA PALABRA (Anthony Horowitz)


Es difícil no fijarse en este libro cuando exploras una librería. En mi caso, me atacó desde el stand de la Feria del Libro, destacando entre los demás por la potente portada y lo directo de su título. Un momento después descubría que el mismo autor daba nombre a uno de los protagonistas y se convertía en el escritor que hace de escritor dentro de su propia novela. Y no tuve elección; me lo tuve que llevar conmigo. 

Cuando Diana Cowper aparece asesinada en su casa, sin signos de haberse forzado la entrada y sin aparentes rastros de lucha, la investigación policial se pone en marcha para descubrir qué le ha podido pasar a esta mujer de más de sesenta años, madre de un conocido actor.

"La primera hipótesis de la policía fue que Diana Cowper había sido víctima de un robo. En la casa faltaban algunos objetos, entre ellos, joyas y un ordenador portátil. Se notaba que la mayoría de las habitaciones habían sido registradas, pues su contenido estaba esparcido por doquier. Con todo, no había señales de que hubieran forzado nada. Era evidente que la señora Cowper había abierto la puerta a su agresor, aunque no estaba claro si lo conocía o no."
Anthony Horowitz, Asesinato es la palabra

Pero el misterio nace cuando la policía descubre que ese mismo día, Diana había visitado una funeraria para dejar instrucciones muy precisas sobre su funeral. Cuando alguien organiza con tanta precisión su propio entierro y muere horas después, se siembra la duda razonable de si sabía de su inminente muerte. O quizá alguien que conocía esa visita vio el momento oportuno para actuar habiéndolo estado esperando durante un tiempo y sabiendo de la confusión que esa visita generaría en la investigación. También podría ser que fuera algún tipo de señal o incluso que hubiera acudido a esa visita de forma obligada, coaccionada por alguien que la chantajeaba con hacerle un daño aún mayor. 

Sea por el motivo que sea, es aquí donde da comienzo esta historia. Al borde de un gran misterio.


Daniel Hawthorne es un expolicía que, habiendo sido desacreditado y generando pocas simpatías en su entorno, trabaja como investigador independiente colaborando ocasionalmente con la policía. Sin lugar a dudas este es uno de esos casos que requieren de su peculiar capacidad para resolver rompecabezas. Entonces Daniel se pondrá en contacto con Anthony Horowitz para proponerle una singular colaboración.

Anthony es escritor y guionista. Se encuentra un tanto atascado tras el éxito de sus libros juveniles y desea que esa faceta suya pase a la historia y escribir otro tipo de novelas. Tiene experiencia en tramas policiales porque es el género de la serie de más éxito para la que escribe, que actualmente se encuentra en un parón y no está demasiado clara su continuidad.

Cuando Daniel se pone en contacto con Anthony, este no guarda un recuerdo muy bueno de él. Colaboró como asesor en una de las producciones para las que escribía Anthony y no se llevaban demasiado bien. Daniel tiene un carácter complicado y es muy testarudo, por lo que el trabajo en equipo y el consenso no eran su punto fuerte. No obstante, Anthony se siente intrigado por el proyecto y acepta escribir sobre Daniel, que le ha propuesto una novela sobre su trabajo.

"A todos los efectos, Hawthorne estaba ofreciéndome un atajo. Me lo había puesto todo en bandeja. Y tenía razón, el caso sonaba interesante, no podía negarlo. Una mujer entra en una funeraria. Era un comienzo que no estaba nada mal. Ya veía el primer capítulo. sol primaveral, un barrio bien, situado en el centro. Una mujer que cruza la calle..."
Anthony Horowitz, Asesinato es la palabra

Los dos hombres comienzan entonces una peculiar relación de trabajo en la que Anthony demostrará tener mucha paciencia y muy buena buena intuición. No se limita a tomar notas, sino que participa activamente en la elaboración de teorías e incluso lleva a cabo sus propias pesquisas.

El misterio sobre la muerte de Diana se va enredando con cada descubrimiento y cada vez hay más hilos de los que estirar y más personas que conocer e interrogar. El autor nos dará la posibilidad de sospechar de muchos personajes y de que tratemos de resolver el caso a lo largo de la lectura.


Este es el primero de una serie de libros sobre el inspector Daniel Hawthorne, cuya segunda entrega, The sentence is death, solo está publicada en inglés.

Os recomiendo esta lectura si os gustan las historias de detectives, con muchos rasgos del método deductivo de Shelock Holmes (muy lejos, por supuesto, y con muchas diferencias) y el arquetipo de expolicía rudo y poco amigable. 

He disfrutado mucho con la lectura. Como aficionada al género, no he podido evitar crear mis propias teorías y sospechar de unos y otros, sorprendiéndome con los giros y estando de acuerdo y en desacuerdo con las conjeturas de los protagonistas a medida que avanzaban en la investigación. No dudaría en volver a leer a este autor. Me ha tenido enganchada de principio a fin.

Anthony Horowitz es, al igual que su personaje en la ficción, novelista y guionista. También cuenta con numerosos títulos de novela juvenil y ha realizado adaptaciones para televisión de algunas novelas de Agatha Christie.