viernes, 4 de octubre de 2013

EL CASO DE LA PISTOLA Y EL PASTEL DE CHOCOLATE




Hoy os presento uno de esos libros especiales que uno disfruta leyendo. Es una novela corta que devoraréis en pocos bocados y que no se atraganta en absoluto. 

La historia tiene los elementos esenciales para llamar la atención; un niño excepcionalmente inteligente y un incidente cargado de misterio. 

Colin es un niño con Asperger que empieza el instituto. Por primera vez deberá desenvolverse él sólo entre la marea de preadolescentes que recorre los pasillos y habita las clases. A Colin no le gusta que le toquen, disfruta con la lectura y puede ofrecer largas explicaciones científicas de los hechos más cotidianos. 

Pero un incidente en el comedor del instituto llevará a Colin a una investigación en busca de la verdad, siendo necesario que reoriente su conducta y supere muchos de sus miedos. 

La historia ofrece una lección importante sobre la verdad y la necesidad de encontrarla venciendo las propias limitaciones. Sin ser una novela moralista, al terminarla somos conscientes de que hemos aprendido mucho de Colin. Además de comprender que, como en la vida, las historias no se terminan sin más. 

Es imposible no establecer una relación directa con historias como El curioso incidente del perro a medianoche o Memorias de un amigo imaginario. Ambas novelas comentadas en este blog. Los protagonistas son niños con la misma patología y en todos los casos, te sientes plenamente conectado con ellos. Les echas de menos al cerrar el libro y no los olvidas jamás. 

Ashley Edward Miller y Zack Stentz son dos renombrados guionistas que ya habían trabajado juntos en películas tan conocidas como Thor o X-Men.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada