martes, 26 de febrero de 2013

APARTAMENTO 16 (Adam Nevill)



Presentada como una novela de ciencia ficción y terror, puede decirse que cumple bastante con ambas cosas. No se trata por supuesto del aterrador y escalofriante señor King, pero Adam Nevill consigue crear una atmósfera muy interesante en la que desarrollar la historia. 

"Nunca le había gustado aquella parte de Barrington House, pero no era capaz de explicar la razón con claridad. Puede que fuese demasiado oscura. Puede que las luces no estuvieran bien colocadas. El jefe de porteros decía que no les pasaba nada, pero muchas veces proyectaban formas en las escaleras por las que subía Seth y éste tenía la impresión de que unos miembros puntiagudos estaban a punto de aparecer al otro lado del recodo de la escalera. A veces incluso llegaba a convencerse de que había oído un roce de tela y el sonido de unos pies que se aproximaban con paso decidido. Sólo que nunca aparecía nadie, y nunca había nadie allí arriba al doblar la esquina."
Adam Neville, Apartamento 16

El marco es un lujoso edificio de apartamentos en Londres, con encanto pero con un tono siniestro y misterioso en el que el portero de turno de noche no deja de oír y sentir extrañas presencias. Cuando Apryl llega al edificio para encargarse de las pertenencias de su tía abuela recién fallecida, se encuentra con una historia que desconoce, casi tanto como a la mujer que residía allí. 

Lo que debía ser un simple trámite se convierte para ella en una misión por desentrañar los sucesos que tienen como protagonistas los extraños habitantes del edificio, ancianos reservados que presentan unas actitudes que despiertan las sospechas de Apryl. Algo horrible sucedió en el edificio y su rastro se extiende hasta ahora, imprimiendo los apartamentos y a los residentes.

La historia se nos presenta desde dos puntos de vista, el de Apryl y el de Seth, el portero de turno de noche. Y ambas visiones confluyen en el edificio y en lo que allí sucede. Las historias se complementan y ofrecen información muy diferente, aún teniendo el mismo escenario. 

La novela atrapa desde el prólogo, que provoca una ácida curiosidad y anima a seguir hasta descubrir qué es lo que sucede en Barrington House. Las sorpresas se suceden hasta el final y dejan al lector con ganas de más. Algunos lectores han criticado las continuas descripciones por parte del autor, que bajo mi punto de vista responden a la necesidad de recrear el ambiente y crear un clímax determinado en el que nuestra imaginación coloque a los protagonistas.

Guardando las distancias con los grandes escritores consolidados del género, Nevill ha creado una historia merecedora de un digno hueco en la novela de terror, más concretamente de "lo inquietante". Consigue que el lector llegue a oír pasos al final del pasillo, el roce de arañazos sobre los muebles y vea sombras alargadas en la penumbra.

Muy recomendable su lectura en un ambiente propicio para su disfrute, bajo luz tenue y en silencio, sin interrupciones ni interferencias.

Adam Nevill (Birmingham, Inglaterra, 1969) es un escritor conocido por sus novelas de terror y misterio, siguiendo la estela de los cuentos de fantasmas británicos. Apartamento 16 fue su primera novela traducida al español en 2011. Más tarde publicó El ritual (2012) y El fin de los días (2013).

¡No os perdáis el booktrailer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada