lunes, 5 de septiembre de 2016

UN VERANO EN LA PROVENZA (Olivia Ardey)


Monique vive un dulce momento profesional, premiada con el galardón más destacado de la prensa francesa, cuando todo da un giro inesperado y se ve traicionada por sus compañeros de profesión y colocada en el ojo del huracán protagonista de unas fotos comprometidas que empañarán el éxito logrado tras tantos años de duro trabajo. 

Es así como decidirá un retorno al lugar de veraneo de su infancia. Un retiro a la Provenza para poner distancia, tomarse unas merecidas vacaciones y reencontrarse con momentos, personas y recuerdos del pasado... algunos de ellos de sabor agridulce. 

El padre de Monique es dueño de un emporio de comunicación y su hermano sigue los pasos del progenitor con un importante cargo en el grupo. Monique ha vivido la profesión de una forma muy diferente, como corresponsal en lugares de conflicto y trabajando duro en la fragua de una carrera que da sus frutos al fin. Vive con sus dos amigas en un céntrico barrio de París. Las tres chicas se complementan a la perfección y conforman un divertido trío que nos arranca sonrisas en muchos momentos de la historia.

Muy diferente era esa adolescente que dejó en la Provenza. Eclipsada por su prima Giselle, la cual recibió un ramo de flores que ella siempre deseó para sí y que terminó por quedarse con algo más que el ramo, mientras ella, agazapada en la sombra, se lamentaba de su falta de éxito y sus inseguridades. 

No solo le dejó su tía recuerdos en aquella casa de la Provenza. El legado incluye una llave que abre el camino hacia una historia de amor prohibido que dejó tras de sí una estela de dolor, pero también una lección de superación y lucha que marcará a Monique y nos llegará muy hondo a todos. 


Construye Olivia Ardey unos personajes en positivo. Una de esas historias en las que sus protagonistas no se ven vapuleados sin tregua por la adversidad, pero que se enfrentan a decisiones difíciles y a momentos de dolor cotidianos. La huída hacia delante, que tiene como meta siempre la consecución de los objetivos y como bandera alcanzar la felicidad

No vamos a encontrar en esta novela a un personaje que encarne el mal. Todos los protagonistas presentan un lado negativo en algún momento. Tal y como somos cada uno de nosotros (o deberíamos ser), la paleta con la que crea su obra Olivia, está compuesta por luces y sombras que se desdibujan para construir una escena final de contrastes

Un verano en la Provenza incluye un evocador viaje a la región, en el que Olivia Ardey nos acerca colores y aromas con una espectacular capacidad para la recreación. La visión de unos paisajes y unas gentes que parecen estar tras nuestra ventana a través del avance fluido por una novela que no se nos atasca y de la que pasamos las páginas a un nivel vertiginoso sin percatarnos. 

La historia dentro de la historia, otorga a Un verano en la Provenza una segunda dimensión y constituye un punto muy a favor para decantarnos por descubrir una novela que no solo es bonita por fuera (que lo es y mucho) sino que lo es por dentro


Olivia Ardey nació en Alemania, pero pronto se trasladó a Valencia donde reside y trabaja actualmente, siempre vinculada a la literatura. 

Entre sus muchas publicaciones y premios, encontramos "En la Toscana te espero" (Premio Dama 2014, Mejor Portada en edición española, Premio Rosas 2014 Mejor Portada nacional), "Una chica con estilo" (Premio Púrpura Romántica 2015, Mejor Novela Histórica) y "Regálame París" (Premio Dama 2013 Mejor Novela Romántica Actual, Premio Dama 2013 Mejor Portada en edición española, 2º Premio 2013 El Rincón de la Novela Romántica Mejor Novela Contemporánea, Premio Locas del Romance 2014 a la Novela romántica más simpática). 

Asistimos a la presentación y firma de "Un verano en la Provenza" en la librería ExLibris y descubrimos a una autora cercana, que habla sin tapujos de lo que rodea al mundo de la literatura, que se entrega en la creación de cada una de las historias y que disfruta compartiendo su pasión por la palabra escrita. 







4 comentarios:

  1. No me importaría leerlo, si cae en mis manos. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Natàlia.

      Seguro que la disfrutarías.

      Un beso!

      Eliminar
  2. ¡Muchísimas gracias! Por acompañarme aquella tarde estupenda (cómo la recuerdo y con qué pesar al ver los incendios de la Marina estos días), por tu estupenda opinión y, por encima de todo, por escoger el libro como lectura. Un beso y, con tu permiso, la enlazo en el rincón de críticas de mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Olivia, por esa fantástica historia y por haber visitado La Copela.

      Eliminar