domingo, 9 de febrero de 2014

LO QUE ENCONTRÉ BAJO EL SOFÁ




Esta novela es la segunda de Eloy Moreno, que se convirtió en un éxito de ventas con El bolígrafo de gel verde. La expectativa que generó su nueva obra consiguió que la curiosidad me hiciera leerla. Honestamente, no es de lo mejor que he leído. 

Se trata de una novela creada a partir de retazos de historias. Un poco de aquí y de allá, en lo que puede parecer al principio un alarde de originalidad, pero se convierte en un tedioso ir y venir. 

Alicia es una profesora que llega a Toledo para hacer una sustitución durante unas semanas. Se lleva a su hija a vivir en la ciudad con una familiar a la que hace años que no ve, pero deja a su marido en el pueblo. Una vez en Toledo, la magia de la ciudad la atrapa y la lleva a recorrer las calles de noche, descubriendo leyendas y generando una propia. 

Paralelamente, el autor nos salpica con historias de personas que viven la misma ciudad. Con la recurrente técnica de: "a dos puertas de allí...", "en el piso de arriba...", "dos calles más atrás...", trata de transmitir la sensación de vidas conectadas sin que los protagonistas lo sepan. Esto no es nuevo, ni original.

Lo que tampoco es nuevo ni original es abrir un libro y tener el efecto inmediato de haber puesto el canal de noticias. Desahucios, corrupción, políticos que se preocupan más por ellos mismos que por el pueblo que representan, acoso escolar, infidelidades... Sin olvidar ese análisis de las relaciones de pareja. Las que funcionan, las que no, los que se engañan entre ellos, los que se engañan a si mismos, la ilusión, la desilusión, la rutina... 

La intención que se deduce es que la ciudad conforme el tronco de un árbol que se ramifica en personas, que a su vez generan historias. Todas ellas conectadas, alimentadas y alimentando el núcleo; Toledo. Comprendo el deseo del autor de que la trama no sea lo realmente importante, ni sea posible de resumir en unas líneas. Más bien se trata de recoger momentos, vidas, decisiones que derivan en otras historias... Pero al final, sólo nos queda una macedonia de personajes y línea argumental pobre, poco interesante. 

¿Si la recomiendo? Francamente, no. Pero por el simple motivo de que no se trata de una historia con la que soñar. En mi opinión, la lectura debe servir para evadirse, descubrir historias imposibles, reír o llorar, pero siempre soñando. Es ese momento en el que salimos de nuestro mundo para entrar en otro. Esta novela tiene el efecto de leer un periódico. Pero es cuestión de gustos. 

Eloy Moreno (Castellón de la Plana, 1976) es un Ingeniero Técnico en Informática de Gestión que actualmente trabaja como funcionario en el Ayuntamiento de su ciudad natal. Su primera novela El bolígrafo de gel verde, fue editada y distribuida por él mismo llegando a despertar el interés de la editorial Espasa, que la reeditó convirtiéndose en la novela más vendida en España el mes de su lanzamiento. Además ha escrito varios relatos cortos, uno de ellos (La cama creciente) le hizo ganar el II Concurso de Relato Corto 2008 organizado por el Casal Jove de Castellón. 

El esfuerzo realizado en la autoedición y distribución, así como el éxito generado por su primera novela, fue reflejado en la prensa. También podéis conocer más sobre su historia y la aventura para dar a conocer su primera novela, contada por el mismo en su página web

Desde La Copela, aunque su segunda novela no me ha gustado demasiado, alabo el esfuerzo y la lucha de este escritor por mostrarnos su obra y compartir su literatura. 

Aquí os dejo el booktrailer. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada